Interior de la Mezquita Fatih.

Mezquita Fatih

La Mezquita Fatih (Fatih Mehmet Camii) tomó el nombre de su constructor, el sultán Mehmet el Conquistador. Diez años después de la toma de Constantinopla por el Imperio otomano, el soberano ordenó su edificación, encomendando las tareas a Atik Sinán o Sinán el Viejo, así conocido para no confundirlo con el arquitecto imperial de mismo nombre.…

Vista exterior de la Mezquita del príncipe

Mezquita del Príncipe

La Mezquita del Príncipe (Sehzade Camii) es actualmente considerada por los expertos como la primera gran creación de Sinán. Su resultado le supuso consagrarse como maestro arquitecto. Solimán el Magnífico ordenó su construcción en 1543 en memoria de su hijo, el príncipe Mehmet, fallecido a causa de un brote de viruela a los 21 años de edad.

Vista exterior de la Mezquita de Solimán.

Mezquita de Solimán

La Mezquita de Solimán el Magnífico (Süleymaniye Camii) es una de las más importantes y hermosas de Estambul. Abierta todos los días al público, salvo durante las horas de oración, su visita supone contemplar uno de los edificios clave del período de esplendor del Imperio otomano. Su creador fue el célebre arquitecto Sinán, quien utilizó un antiguo solar en el que estuvo inicialmente edificado el Palacio Eski.

Puesto de lámparas en el Gran Bazar.

Gran Bazar y alrededores

En el laberítinco Gran Bazar se puede deambular entre los cientos de puestos que se suceden ofreciendo toda clase de objetos, regalos, recuerdos y tentaciones. Sus practicantes en el arte de la venta le son devotos en el culto y fervientes en la técnica. Variados cachibaches o sorprendentes antiguallas; hermosas alhajas e inolvidables bálsamos orientales… La cascada de piezas y ofrendas dificultan la elección. Bienvenidos al bazar de Oriente.

Interior de la Mezquita de Rüstem Pashá

Mezquita de Rüstem Pashá

El interior de la mezquita es famoso por los exquisitos azulejos de Iznik, que cubren gran parte de sus muros, columnas y zonas solemnes como el mihrab y el mimbar. En ellos, los tulipanes, las margaritas, las rosas, los claveles y los lirios constituyen los principales motivos decorativos de unos azulejos esmaltados que le proporcionan un color y una tonalidad sin precedentes.