Mezquita Fatih

Fathi Mosque

Interior de la Mezquita Fatih. © Pasionporestambul

La Mezquita Fatih (Fatih Mehmet Camii) tomó el nombre de su constructor, el sultán Mehmet el Conquistador. Diez años después de la toma de Constantinopla por el Imperio otomano, el soberano ordenó su edificación, encomendando las tareas a Atik Sinán o Sinán el Viejo, así conocido para no confundirlo con el arquitecto imperial de mismo nombre. El templo se convirtió en la primera mezquita en ser construida tras la conquista de la ciudad y se edificó sobre los cimientos de una de las iglesias más grandes de Constantinopla, fundada por el emperador Constantino I.

A pesar de la grandiosidad, el resultado no satisfizo al sultán, que recriminó a Sinán no haber creado una cúpula más grande y fastuosa que la de Santa Sofía. De tal calibre fue su enojo, que ordenó la amputación de una de sus manos. Cuentan las crónicas que Atik, mutilado y ofendido por tanta crueldad, acudió al juez de la ciudad reclamando justicia. El magistrado escuchó los argumentos y comprobó las pruebas antes de dictar sentencia y exigir la amputación de la mano del sultán. El arquitecto quedó maravillado ante el fallo dictado y fue testigo de la humildad del soberano, que ofreció su brazo en señal de obediencia. No necesitó culminar su venganza. Atik Sinán, asombrado por los hechos, perdonó la barbarie cometida y se convirtió al islam.

La historia añade que el sultán acudió al juez y que, tras amenazarle con su espada, le espetó que le hubiera matado de no haber sido justo. El juez negó la posibilidad, pues él mismo le hubiera asesinado de haber desobedecido la justicia de Alá. Mehmet recompensó a Sinán el Viejo regalándole una calle entera de Estambul.

Años después en 1766 un terremoto destruyó la mezquita, hundiendo la cúpula y dañando gravemente su estructura. Las tareas de restauración fueron asignadas al arquitecto Mehmet Tahir Aga por orden del sultán Mustafá III.

# Descripción:
Los trabajos finalizaron en 1771, reproduciendo una estructura muy utilizada por el gran Sinán: una cúpula central sostenida por cuatro medias cúpulas. Lo más sorprendente fue el tamaño colosal que se le imprimió, quizá porque se creyó que una mezquita con tanto peso histórico merecía una estructura de mayor vistosidad. A día de hoy, todo el conjunto ocupa la cima de la cuarta colina de Estambul y se extiende a lo largo de 10 hectáreas, albergando baños públicos, escuelas coránicas, una biblioteca y un hospital.

# En el interior destacan el mihrab, de estilo barroco, y el mimbar, de mármol policromado. Y, en el exterior, el sepulcro de Mehmet el Conquistador. Su tumba es venerada por los fieles que acuden a orar y mostrar sus respetos al gran sultán otomano. Junto a él, se halla la sepultura de su esposa, Gülbahar, madre de Beyazit II. Ambos sepulcros fueron dañados por el terremoto de 1766, lo que obligó a una concienzuda restauración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s