Museo arqueológico

Museo arqueológico

Museo arqueológico

Junto al Palacio de Topkapi se encuentran varios museos de relevante interés histórico-artístico.

Uno de ellos es el Museo Arqueológico fundado en 1881 por Hamdi Bey, el primer arqueólogo turco de fama internacional. En su interior alberga objetos procedentes del antiguo Imperio otomano, especialmente, del área jónica, donde la civilización griega alcanzó un gran esplendor. El museo también muestra una interesante colección de piezas helénicas y romanas, así como frescos bizantinos. Como complemento histórico, la galería alberga una biblioteca de arqueología dotada con unos 60.000 volúmenes.

La visita por el interior del museo puede convertirse en un agradable paseo por el pasado. Durante el recorrido se contemplan piezas imprescindibles como el sarcófago de Alejandro, que data de finales del siglo IV a.C. y que fue hallado en la necrópolis real de Sidón (Líbano) en 1887. En un principio se asoció al guerrero helénico, pero investigaciones posteriores demostraron el error. El sepulcro era de un rey seléucida. Otro interesante sarcófago es el de un sátrapa, de mediados del siglo V a.C., que perteneció a un alto funcionario. Su belleza y el arte jónico que define su línea artística, lo convierten en una de las piezas más sobresalientes en su categoría. El sarcófago de Tabnit pertenece a un rey de Sidón cuya momia se exhibe junto al sepulcro, tal y como se halló.

Museo arqueológico

Museo arqueológico

El museo también muestra estelas funerarias e interesantísimas inscripciones de gran valor histórico. Una de las más sorprendentes es aquélla que recoge las leyes promulgadas por los troyanos contra los tiranos, donde se detallan “las recompensas que recibían aquellos que matasen al tirano y el castigo para quienes intentaran destruir la democracia”. Pero quizá la pieza más hermosa de todo el museo sea la estatua de Efebo, originaria de Tralles y que data del siglo I a.C. Se cree que formó parte de la decoración de un gimnasio, puesto que muestra a un joven de cuerpo atlético que descansa tras un ejercicio.

Otras salas del museo recogen obras de origen fenicio –inscripciones y sarcófagos antropoides– y de origen romano, como una serie de retratos de emperadores y estatuas, destacando la de Zeus del siglo II d.C., de un tamaño colosal. En la sala de antigüedades cristianas se encuentra el bello sarcófago de Sarigüzel, que data del siglo V d.C. y que debió albergar los restos de un joven príncipe bizantino. Finalmente, en la sala bizantina se exhibe una serie de magníficos frescos y mosaicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s